Los largos y luminosos días de verano ayudan a madurar las deliciosas bayas salvajes de los bosques y pantanos y
todos tienen derecho a cogerlas independientemente de quién tenga la propiedad de la tierra. Incluso en los años de
"malos" cultivos, hay unos 100 kg. o aprox. 200 litros de bayas salvajes en los bosques por cada habitante. En Finlandia
tenemos unas cincuenta especies distintas de bayas; aprox. 20 de ellas son comestibles y se pueden coger. Las bayas
más conocidas y, al mismo tiempo, aquellas con el mejor valor comercial son los arándanos rojos, arándanos negros,
moras de los pantanos, arándanos, espino amarillo y brecillo.

FI-EKO-201